Enuresis infántil: cuando tu hijo necesita ayuda

Enuresis nocturna infantil


En nuestra familia nuestro hijo mayor padeció enuresis. Mojaba la cama por las noches hasta entrados los 6 años.

En aquel momento nos parecía un enorme problema, sin embargo, echando la vista atrás, pasados ya más de 4 años, nos damos cuenta de que el problema no era tal. Era una fase más de su crecimiento.

Los papis y las mamis de hoy en día se ve que hemos nacido con el “sentimiento de culpa” incorporado.

El problema de la eneuresis infántil es el mismo que el de aprender a masticar alimentos sólidos, el de aprender a andar, o el de aprender a leer y a escribir.

Controlar la vejiga de noche para no orinarse encima y mojar la cama es una fase más del proceso de maduración de vuestro hijo.

Para ayudar a todas las familias que viven hoy en día ese problema, con gran angustia, y trasladarle nuestra experiencia, hemos publicado el ebook “STOP ENURESIS: Ayuda a tu hijo a dejar de mojar la cama”.

En el libro electrónico "Stop Pipí: ayuda a tu hijo a dejar de mojar la cama" te contamos cómo ayudar a tu hijo a resolver el problema de la enuresis.



Pago seguro con Paypal.

Dentro del ebook hay una sección en la que  introducimos lo que es la enuresis, los distintos tipos de eneuresis que existen, y cuando el problema de que tu hijo se haga pis en la cama supone un problema que hace necesario que intervengáis para brindarle todo vuestro apoyo.

A continuación publicamos un extracto del primer capítulo del ebook. Si te gusta nuestra forma de aproximar el problema, te recomendamos que compres nuestro ebook en Amazon.

¿Qué es la enuresis nocturna infantil?

Según la Wikipedia en español, la enuresis es “la persistencia de micciones incontroladas más allá de la edad en la que se alcanza el control vesical (4-6 años como edad extrema)”.1

Fíjate que en esta propia definición, ya se te da una pauta para identificar cuando mojar la cama puede ser un problema. La edad en la que se alcanza el control de la vejiga oscila entre los 4 y los 6 años. Este es un tema recurrente que no me cansaré de repetir a lo largo de esta guía: cada niño tiene su propio ritmo de crecimiento. Muchas veces es la sociedad la que trata de forzar los ritmos del niño. “El niño tiene que entrar en primer curso de educación infántil sin pañal”. “Un niño con 6 años no tiene que hacer pipí en la cama”. Son afirmaciones que responden más a mitos que a realidades.

1Definición de Enuresis en la Wikipedia en español. https://es.wikipedia.org/wiki/Enuresis

¿Qué tipos de enuresis hay?

Cuando la incapacidad de controlar las ganas de orinar se produce durante el día, se denomina enuresis diurna.

Si ésta se produce durante la noche, se denomina enuresis nocturna. La enuresis nocturna se incluye dentro de una categoría de problemas denominada “parasomnia”, en la que también se incluyen otros problemas como el sonambulismo o los terrores nocturnos.

Dentro de la enuresis nocturna, se distinguen a su vez dos tipos:

  • La enuresis nocturna primaria, que se produce cuando el niño nunca ha conseguido controlar las ganas de orinar.

  • Y la enuresis nocturna secundaria, que tiene lugar cuando el niño consiguió controlar su vejiga por las noches durante un tiempo considerable, a partir de 6 meses, pero repentinamente el problema de mojar la cama ha reaparecido.

Para poder ayudar mejor a tu hijo, y decidir qué pasos puedes dar y qué otros pasos descartar, sirve de gran ayuda conocer si su enuresis es nocturna o diurna, y si es nocturna si es primaria o secundaria.

Si tu hijo no consigue aguantar el pipí durante el día pasados los 5 años de edad, debes ponerlo en conocimiento de su pediatra, pues la incidencia de este problema es baja en los niños de esta edad y será necesario buscar alguna causa acudiendo a otros especialistas.

Si por el contrario, tu hijo aguanta perfectamente las ganas de orinar de día, pero nunca ha conseguido aguantar las ganas de hacer pipí de noche lo más normal es que su problema sea debido a su propio proceso de desarrollo. No tiene mucho sentido buscar tratamientos invasivos o acudir a la consulta de médicos especialistas en nefrología o a urólogos.

Ahora bien, si tu hijo ya consiguió controlar el problema hace tiempo, y de repente ha vuelto a mojar la cama, nos encontramos ante un caso de enuresis nocturna secundaria, cuyas causas pueden ser muy distintas. El ya ha demostrado que es capaz de aguantar el pipí de noche, así que esta recaída puede implicar que tenga alguna enfermedad transitoria, como una infección del aparato urinario, o algún trastorno emocional, que se están manifestando a través de la enuresis.

En conclusión, si tu hijo tiene menos de 6 años de edad, y nunca ha conseguido aguantar el pipí de noche, tiene enuresis nocturna primaria, probablemente fruto de su estado de desarrollo. El principal tratamiento es dejar pasar el tiempo, para que el niño o la niña poco a poco vayan madurando, a la vez que se pueden aplicar técnicas de modificación de la conducta (aprendizaje por condicionamiento) mediante el empleo de un sistema de alarma para enuresis, y técnicas paliativas que minimicen los inconvenientes de la enuresis. Dentro de este segundo tipo de técnicas estaría usar fundas de colchón, ropa interior absorbente, productos eliminadores de olores, etc.

Si por el contrario, tu hijo consiguió controlar el pipí durante un periodo de tiempo prolongado, entre 6 o 12 meses, y de repente ha vuelto a mojar la cama, está padenciendo enuresis nocturna secundaria. En esto caso es necesario buscar cual es la causa subyacente que está provocando el problema, bien sea de naturaleza física o psicológica. Es conveniente que lleves a tu hijo al pediatra.

¿Qué posibles causas puede haber detrás de la enuresis infantil?

Como padres, necesitáis saber qué le está pasando a vuestro hijo, de cara a ayudarle a solventar el problema de la enuresis nocturna. Después de leer este ebook, tendrás las herramientas necesarias para ayudarle a no volver a mojar la cama por las noches. Pero antes de ver qué cosas pueden hacerse para arreglar este problema, hay que hablar de las posibles causas.

Los investigadores han descubierto que en el caso de los escapes nocturnos de pipí, aplica la regla del 80 / 20 o principio de pareto. Unas pocas causas son las responsables de la mayoría de los problemas.

Muchas veces la mejor explicación de un problema suele ser la más simple. Como hemos visto antes, la mayoría de los casos de enuresis en niños menores de 6 años es debida a que todavía no han alcanzado el suficiente grado de madurez en su crecimiento como para controlar la vejiga mientras duermen.

La prueba evidente de que la causa está relacionada con el grado de madurez es que la gran mayoría de niños de esta edad que se hacen pis en la cama cuando duermen pueden controlar sus esfínteres durante el día, estando despiertos.

Y no vayas a pensar que tenéis mala suerte, y que tu hijo padece un problema raro. La enuresis nocturna infantil es bastante frecuente. Según un estudio publicado en la web de la AEPED1 (Asociación Español de Pediatría) afecta en torno al 10-13% de los niños de 6 años y al 6-8% de niños de 10 años. En países como Estados Unidos, se estima que entre 5 y 7 millones de niños alguna vez han mojado la cama, mientras que en España en torno a los 500.000 niños al año padecen este problema.

La enuresis nocturna se va arreglando con la edad, de tal forma que en el caso de niños más mayores es un problema muy poco frecuente. Conforme el niño va creciendo, si es necesario con la ayuda de alguna de las técnicas que vamos a ver en este libro, el problema desaparece, de tal forma que tan solo entre el 1 y el 3 % de los adolescentes mojan la cama. En la edad adulta es un problema RARO, y suele estar asociado a la existencia de causas fisiológicas.

Además de esta causa, que es la más frecuente, también pueden existir otras causas fisiológicas del problema de la enuresis nocturna infantil:

  • Alteraciones neurológicas.

  • Infecciones urinarias.

  • Malformaciones anatómicas de uréteres, vejiga o uretra.

  • Neuroglucopenia2.

  • Alergias.

  • Diabetes.

  • Anemias.

  • Desordenes del sueño.

Puesto que la enuresis suele ser uno de los primeros síntomas de estas enfermedades, hay que tener cuidado y observar que no haya algo más grave después.

Además, pueden existir causas psicológicas como el estrés, la existencia de traumas o el desánimo.

1Diagnóstico y tratamiento de la Enuresis. https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/10_3.pdf

2Neuroglupenia en el diccionario médico de la Clínica Universitaria de Granada. http://www.cun.es/diccionario-medico/terminos/neuroglucopenia

¿Cuando debo intervenir para ayudar a mi hijo a superar el problema?

Las fugas de pipí en la cama, lo que los médicos llaman enuresis nocturna, son un problema que estresa y frustra a toda la familia. Los padres acaban exhaustos de todo el trabajo extraordinario de tener que levantarse de madrugada, cambiar las sabanas, retirar las fundas, dar la vuelta al colchón si es posible, y luego poner lavadoras. Si las fugas se producen a diario, habría que tener un juego de cama para cada día de la semana.

A menudo, los niños que mojan la cama también sufren de falta de autoestima, estrés, miedo, desapego y otros problemas. Estos niños suelen tener ausencia de sueño, debido a la vergüenza o la incomodidad que les causa mojar la cama, y al miedo de no poder controlarlo.

Los niños que se hacen pipi en la cama se pueden sentir sucios por el olor de la orina en sus ropas. Incluso puede rehuir a otros niños por el miedo al ridículo, y así evitar actividades propias de niños de su edad como ir a dormir a casa de un amigo, ir de acampada

Muchos padres se preguntan si no deberían buscar ayuda profesional médica para el problema de los escapes nocturnos de pipí de sus hijos.

La mayoría de doctores, de entrada, recomiendan paciencia y tiempo ante este problema, puesto que la mayoría de los niños lo acaban superando sin ningún tipo de ayuda, como una parte más de su proceso de crecimiento y madurez.

Para saber si debes buscar alguna medida adicional al problema de la enuresis nocturna infantil de tu hijo, o si por el contrario se trata de un caso normal que se acabará superando por sí solo, debes buscar las siguientes señales:

  • Tu hijo pide ayuda. Si tu hijo piensa que el hacerse pipí en la cama tiene la suficiente gravedad como para necesitar ayuda, esto es motivo suficiente para ayudarle a buscar una solución,

  • Tu hijo ha desarrollado de repente el problema, cuando antes nunca había tenido problemas para despertarse seco.

  • Como consecuencia de hacerse pipí en la cama, tu hijo aparenta tener problemas con otros, y no tiene amigos.

  • Tu hijo da de lado y evita actividades que normalmente le gustan, como salir a la calle o ir de acampada.

  • Tu hijo moja regularmente la cama después de haber cumplido los 8 años, y esto le causa gran estrés.

  • Las fugas de pipí nocturnas de tu hijo están causando problemas en el hogar.

Descubre las técnicas que nosotros aplicamos para ayudar a nuestro hijo a superar la enuresis, leyendo nuestro ebook.



Pago seguro con Paypal.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

4 opiniones en “Enuresis infántil: cuando tu hijo necesita ayuda”

    1. Muchas gracias por comentar Yasmine,

      Si durante el día controla bien el pipi, podemos descartar que tenga un problema físico.

      Habrá que enseñarle, cambiando un poco sus hábitos, aplicando refuerzo positivo y ayudándole a identificar la sensación de orinar cuando duerme con una alarma para enuresis.

      En nuestro ebook dedicamos mas de 100 páginas a dar recomendaciones:
      http://www.serpapis.com/stop-enuresis-ayuda-hijo-dejar-mojar-la-cama/

      Permanece atenta al blog, que seguiremos publicando entradas sobre la enuresis

  1. Hola, mi niña de 5 años tiene doble ureter en el riñón izquierdo y ha sufrido de múltiples infecciones de vías urinarias. Y cuando ella se duerme sea de dia de noche a ella se le sale la Pipi de manera relajada no como un chorro. El urólogo dice que es normal pero me preocupa por el antecedente de nacimiento que ella tiene. Por favor ayudarme si debo cambiar de médico y tratamiento. Gracias!!!

    1. Hola Viviana, gracias por comentar.

      En primer lugar, ten en cuenta que con 5 años es totalmente normal que padezca de enuresis infántil nocturna.

      Sobre el problema fisiológico de tu hija en cuestión, si ya has acudido a un profesional médico, no creo que pase nada por recabar una segunda opinión.

      La enuresis no aparece entre los síntomas del Ureterocele (que creo que es lo que tiene tu hija), pero sí el hecho de que tenga necesidad de orinar urgente y frecuentemente.

      Te recomiendo que busques un profesional médico de tu confianza.

      Las soluciones que damos en nuestro libro están sobre todo destinadas a niños que no tienen problemas fisiológicos, como es el caso de tu hija, y en los que el problema de la enuresis es conductual: todavía deben aprender a aguantar el pipí, pero son perfectamente capaces de ello.

      Esta semana tenemos nuestro ebook gratis en Amazon. Te recomiendo que lo descargues, pues algunos consejos te vendrán bien:

      https://www.amazon.es/STOP-ENURESIS-Ayuda-dejar-mojar-ebook/dp/B071HBKTKD/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1494324549&sr=1-1&keywords=stop+enuresis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *